domingo, 22 de julio de 2018
Foro de Historia
Visitas 202
Conferencia: Conflictos en Oriente Medio

Incluimos un resumen de la conferencia impartida por D. Giacomo van Hellenberg Hubar. Ex-embajador de los Países Bajos en Israel, el pasado día 30 de junio en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial, dentro del Foro de Historia

 

AGRADECIMIENTOS

Gracias por esta introducción elegante y al mismo momento preocupante, por abrir una caja de Pandora de memorias que por el  tiempo que ha pasado, ahora me parecen algo como flores marchitas.

Trataré sin embargo resaltar unos aspectos de mi experiencia en países de  cultura Árabe,  en Israel y Palestina, siguiendo la cronología de mis contactos allí.  Otros temas que he tocado en mi trabajo, como el Desarme, el PNUD,  EU, la exportación de armas, la OTAN y Naciones Unidas lo aparto para no sobrecargar la conferencia.

INTRODUCCIÓN

Para empezar quiero decir que observar países y situaciones desde cierta distancia, invita a conclusiones que son a veces generalizadas y no necesariamente acertadas.

Muchas veces la realidad se ve mejor si nos acercamos más al objeto de observación. Entonces, vemos un caleidoscopio fascinante en su variedad y un mar de contradicciones.  Estoy convencido que en algunos teatros de conflictos internacionales, el caleidoscopio con información exacta, ha FALTADO.

Ejemplos más o menos contemporáneos son  Iraq y Siria. En el Departamento de Estado en Washington hubo solo una persona en la oficina que se ocupaba de Siria en 2010 y los 6776 informes del embajador no hicieron huella.

Durante la preparación de la invasión en Iraq, el presidente Bush II preguntando la opinión a sus consejeros sobre la posibilidad de un cambio de régimen en Iraq, no entendió que los EEUU tenían solo 5 informantes Iraquíes, no todos muy de fiar. Mi impresión es, que los europeos estábamos mucho mejor informados, justamente por razón de la multiplicación de contactos entre servicios y empresas, por eso la oposición de la EU contra la participación en esta invasión se entiende mejor. No conocí a ningún especialista comunitario que personalmente apoyase la política Americana con respecto a Iraq. 

Por el contrario, donde los EEUU tenían una presencia económica y diplomática importante y una cooperación bilateral militar, ellos tenían posiblemente mejor información si lo hubieran querido utilizar. Pienso aquí en Egipto e Israel.

Mi opinión es que los EEUU con sus diversos cambios de dirección desde la primavera Árabe,  han perdido mucha  influencia en Medio Oriente y el pragmatismo no ideológico de Putin le ha ofrecido nuevas oportunidades para regresar como poder de primer rango en el teatro mundial. 

Pero voy ahora unas décadas atrás:

MARRUECOS Y ARGELIA

Ambos pertenecen al Magreb, son vecinos con fronteras cerradas o no delineadas en el sur. Sistemas políticos y económicos muy divergentes, Argelia autoritaria-MILITAR Marruecos Autoritario-Monárquico. Ambos países poseen parlamentos (con restricciones en sus funciones).

Son vecinos de Europa, demográficamente y culturalmente reciben influencias por las rutas del desierto y el sub-Sahara Africano. Cada uno ha vivido bajo influencia colonial de Francia y/o de España de forma distinta. Argelia como tres departamentos Franceses.  Marruecos era un mandato y los decretos, DAHIRS, los firmaba el sultán Alauita, hasta que los Franceses le mandaron al exilio en Madagascar. La independencia de Marruecos fue conquistada con relativa poca violencia, sin embargo la lucha de independencia de Argelia fue sangrienta y muy dura. Pero al final la independencia fue fruto de la diplomacia inteligente y del liderazgo de políticos como Ben Bella, De Gaulle y Méndez–France.  Después de la fiesta de independencia y una guerra con Marruecos, una junta militar de 4 coroneles con Boumediene como líder, se instaló en el poder político y económico para casi siempre. Un régimen militar-marxista.

La Argelia de Boumediene era como el Egipto del Coronel Nasser y el Ingeniero Sukarno de la excolonia Holandesa, Indonesia, uno de los dirigentes del movimiento independista.

Hay un libro sobre la guerra de independencia que puedo recomendar, porque el lema del libro tiene validez para todos los conflictos en la región de nuestro interés.

El autor es Alistair Horne, el titulo “The Savage War of Peace”, Argelia 1954-1962.

Alistair Horne escribió: “Como es tantas veces el resultado trágico de una revolución, que también en Argelia triunfaron los radicales Montagnards sobre los moderados Girondinos. (Es un fenómeno que vamos a ver repetido muchas veces en el Medio Oriente).

(Interesante es que el conquistador de Marruecos, el inteligente general Lyautey, había ordenado que los europeos deberían construir sus casas no en las famosas ciudades árabes como Fez, Meknes, Rabat, Marrakech, sino en suburbios de al lado, para no hacer daño a la arquitectura y a la cultura local. Lyautey prohibió también la entrada de los europeos en las mezquitas. Su política trataba claramente y con éxito el evitar roces y confrontación).

La presencia francesa en Marruecos estaba basada sobre un mandato de unos 40 años, mientras que Argelia era formalmente parte de Francia, lo que causó que la guerra de independencia fuera tan larga, cruel y fratricida, como una guerra civil.

En Marruecos, España tenía el norte.  Menos rico, con una población autosuficiente y orgullosa, no inclinada a someterse sin resistencia al colonizador. España tenía también tierras y enclaves en el sur, el Sahara y Sidi Ifni. Pero Francia dominaba el cuerpo solido del sultanato de Mohamed V. Los monarcas Alauitas siempre se han considerado víctimas de las divisiones territoriales decididas por el colonialismo Europeo.

Veremos la misma frustración en el Medio Oriente.

La época francesa de Argelia terminaba cuando Charles de Gaulle, después de su famoso grito en una manifestación de colonos en Argel: “je vous ai compris”, decidió sin embargo que Francia, como país con una población y religión tan distintas a la de Argelia, y con tradición  de separación entre el Reino de Dios y  un estado civil, tenía que separarse de sus tres departamentos Argelinos. Como De Gaulle dijo a su portavoz, el famoso autor André Malraux (lean “Trois cent conversations avec De Gaulle”),  quien fue sorprendido por el cambio repentino de la opinión de General de Gaulle sobre la política de descolonización: “somos Francos, Cristianos y humanistas y sobre todo como republicanos somos demócratas. Como demócratas tenemos que dar todos los derechos de ciudadanos a los argelinos. Vista su crecimiento demográfico, Francia perdería su carácter propio hasta el punto que mi casa de campo, “Colombey les deux Eglises”,  va ser nombrada: “Colombey de las dos Mezquitas”.

Me parece claro que De Gaulle, como por ejemplo el también conocido diplomático español (Dezcallar) en sus memorias, no era un defensor convencido del MULTICULTURALISMO. Casi nunca ha sido un gran éxito, especialmente cuando se practica en países que no son formados desde el principio por la inmigración plural, pero sobre un tronco homogéneo.

Para mí, el multiculturalismo es algo como un ecumenismo en que los participantes sacrifican racionalmente algo de su autenticidad a favor de los demás y a favor, yo diría, del bien común. Contra este fenómeno hay oposición creciente, pero que al final está necesariamente perdiendo, por ser de carácter atavista.

Sin embargo, si vemos las opiniones en algunos grupos políticos de inmigrantes tanto como de autóctonos, existe un nivel importante de rechazo a sacrificar algo de su identidad. Aquello va si lo queremos o no,  en contra de la evolución global sobre nuestro pequeño planeta. Reagrupar la tribu alrededor de una historia romantizada y sentimientos ultra-nacionalistas o racistas ya no vale, o significa un adiós a la realidad contemporánea.

Hay coyunturalmente partidos políticos ultra-nacionalistas, xenófobos y digamos de la inmigración,  que se oponen al progreso del  multiculturalismo. Los unos consideran la Sharia  deseable, los otros se oponen a la amplia financiación de las mezquitas desde países del Golfo Pérsico y las actividades de predicadores fundamentalistas itinerantes.

Sin embargo, hay ejemplos admirables de integración de musulmanes excepcionales: hay inmigrantes que son autores, alcaldes, jueces e inversores y ellos juegan un papel protagonista en su grupo de origen.

Peligro es, que el prototipo de la cultura del dinero fácil y la satisfacción inmediata, es más atractivo para muchos jóvenes que la imagen del político éxitos o la oferta religiosa.

Al final, en mi país tuvimos durante más de 75 años, gobiernos de coalición con partidos Confesionales, Liberales o Socio-demócratas. Tuvimos una sociedad dividida verticalmente, separando los grupos como un sistema de pacificación. Hoy en día este modelo estratificado verticalmente ya no existe, y nos encontramos en un balance inestable de discusión permanente entre grupos.

Permítanme una nota al margen:

El colonialismo Francés, por razones evidentes de divide et impera, ha puesto  énfasis sobre las  diferencias entre idioma y la cultura Árabe de un lado y la de los Beréberes. Para las autoridades pos-coloniales en Rabat esta diferencia era minimizada por no ser oportuna.

Hay sin embargo expertos que mantienen que toda la población del MAGHREB, tiene un substrato Bereber con una clase dominante de árabes conquistadores. In situ, visitando en Argelia y en Marruecos diversas regiones y participando en fiestas de Beréberes, he constatado que la diferencia entre los componentes de la población del Magreb es bastante histórica y todavía presente, aunque sea a un nivel de baja intensidad, con excepciones por ejemplo en la región de Tizi –Ouzou y el Rif, donde hay reclamaciones del tipo que se conoce en partes de España.

(En la sala de recepción de los Embajadores en nuestro ministerio teníamos una pintura impresionante del bombardeo de Argel por una flotilla Holandesa. Llamada:”Bombardeo de La Costa Berebere”).

Por delicadeza la hemos eliminado hace años.

Marruecos

Intermezzo:

Una vida de novela: el Barón de Ripperda.

Un embajador Holandés en Madrid -nacido católico pero convertido protestante- se re-convirtió al catolicismo para poder ser ministro Español de Felipe V e Isabel de Parma. Llegó a recibir un título de grande de España, pero pasó al final a ser 5 años prisionero en Ávila. Gracias a ayudas locales se escapó vía Portugal a La Haya para irse a vivir a Londres. Dejó su mujer española atrás en Madrid.

Desde Londres, fue invitado por un delegado del Sultán a servir como Almirante en Marruecos, y por esta sinecura él Barón se convirtió al islam.

Mi antecesor lejano tenía dos barcos para atacar los  barcos Españoles regresando con plata de América Latina y tenía un espía suyo en Sevilla. Él asedió Ceuta y Melilla para el Sultán, felizmente sin éxito. Tenía además aspiraciones de hacerse Rey de Córcega. Murió como musulmán practicante en Tetuán. Este Señor  se llamó Johan Willem Ripperda (1682-1737). Existe una biografía muy fascinante sobre este hombre y su tiempo de la mano del historiador Sytze van der Veen, pero no hay traducción al Español.  ISBN 978-90-351-3132-3 www. uitgeverijbertbakker.nl.

Con Marruecos mi país tiene relaciones ya desde hace mucho tiempo:

Hubo un comercio intensivo entre puertos del Sultanado y Holanda. Siglos atrás el rio Sus, al sur de Agadir, y su valle eran casi tropical, con cocodrilos y cultivo de caña de azúcar, que daba un producto valioso: 1 kilo de azúcar por 1 kilo de mármol Italiano. El negocio comercial estaba en manos de holandeses.

Testigo es un arco que ha sido salvado tras el terremoto de Agadir. Sobre el arco está escrito en holandés, algo simbólico por la mentalidad realista y pragmática de los holandeses:

“Adorad a Dios, pero temed al Sultán” (Eert God , doch vreest den Koning).

En un mal momento el Sultán decidió expulsar a los holandeses de su negocio en Agadir, pensando que él podría utilizar mejor el dinero que ganaban ellos con la exportación del azúcar.

 Mal visto, porque el Sultán no tenía los contactos necesarios en Europa para el cambio de su azúcar de Sus por el mármol de Carrara. Le faltaba el mercado.

El cultivo de la caña y la irrigación de las tierras no fueron nunca igual en el entorno desértico, sin riego.

La tregua de 12 años (1609-1622) en la guerra de Flandes de 80 años (1563-1648).

Tiempo más tarde, durante la tregua en la guerra de Flandes, los holandeses y el Sultán se pusieron de acuerdo que los dos  pudieran cooperar fructuosamente, porque ambos tenían el mismo enemigo, España. Como resultado concreto de esta cooperación podemos ver puntos estratégicos, como el puerto de Essaouira o Mogador, cañones de fabricación Holandesa.

Reclutamiento de trabajadores

(Gastarbeiders)

Desde la década de 1970 tenemos oficinas de reclutamiento de trabajadores en Estambul, Túnez y Rabat. La industria de textil y papel en Holanda necesitaba trabajadores baratos para poder defenderse contra la competencia de países con costes de producción más bajos. La única alternativa era trasladar la producción a estos países, lo que hubiera sido lógico en los ojos de un ministro de cooperación para el desarrollo, siempre abogando en la repartición del trabajo. Pero el ministro de industria debía defender la producción nacional. Suena como la política Americana actual.

Los ministros llegaron a un compromiso: contratación limitada, controlada con una selección seria y, muy importante, únicamente contratar trabajadores de las regiones más atrasadas y pobres, en otros palabras: el norte de marruecos antiguamente español. Gente del Rif. Estos y no los trabajadores de una ciudad industrial como Casablanca, que probablemente se podrían insertar más fácilmente, llegaron a Holanda, con contratos de 4 años.

Ingenuamente, nuestras autoridades pensaban que los trabajadores de Chechaouen o Tetuán, regiones donde el gobierno Marroquí no estaba invirtiendo mucho, regresarían voluntariamente tras el término de su contrato, su bled.en el Rif.

A pesar de programas (REMPLOD) con apoyo financiero para estimular la repatriación, algo que estaba contra la voluntad del gobierno Marroquí, los trabajadores se quedaron en Holanda, a pesar de la explotación, a veces escandalosa, y llevaron a sus familias al país. Al final, decimos que en general cada año los marroquíes se multiplicaron por 4 por efecto llamada. Además, mantenían su nacionalidad y las Autoridades de Marruecos estaban felices con las divisas. 

Reclutamos también turcos y kurdos, pocos tunecinos o argelinos.

EL SAHARA OCCIDENTAL

El asunto del Sahara Occidental ha sido un tema interesante de mi trabajo en Marruecos y en Argelia.

Estábamos en la Guerra Fría, con relaciones bilaterales difíciles entre Argelia y Marruecos, por los modelos políticos opuestos y el irredentismo territorial.

Hubo en distintos lugares pre-ocupaciones por las intenciones geoestratégicas del régimen argelino, apoyado por la Unión-Soviética, y el papel de Libia de donde llegaron grupos armados pasando al Sahara hasta Tindouf. Militarmente sabíamos que un general de Argelia estaba dirigiendo al Polisario y que Polisario era un polo de atracción por gente fuera de la colonia Española del Sahara –Occidental. Viajeros de la industria Petrolera en el Sahara, nos contaban que grafitis en el Sur mencionaban que “el sang que coule dans la Sahara est notre sang!”. En otras palabras, oposición contra la participación de fuerzas de Argelia en la lucha de Polisario.

Personalmente he visitado en helicóptero el terreno desde Marruecos, he divisado la frontera con la marcha verde y hemos constatado un nivel alto de propaganda por ambas partes. Bastante tiempo más tarde, visitaba una delegación parlamentaria de la Haya Tindouf para después hacer un reconocimiento desde el lado de Marruecos. Yo estaba en aquel momento trabajando en Argel. Existía una restricción a viajar 30 km alrededor de la ciudad de Argel. Los parlamentarios tenían que entregar sus pasaportes a sus acompañantes argelinos ò saharauis, y nuestros diplomáticos no podían acompañar a la delegación.  Al llegar a Tindouf, la delegación Holandesa era recibida por una falange de prisioneros Marroquís que sin ninguna protección estaban horas parados bajo el sol. Esto le pareció a los delegados un tratamiento no conforme con el debido respeto de los derechos humanos. A pesar de haber llegado a un acuerdo con Polisario de no entrar desde el campo de Polisario con sus vehículos en el territorio ocupado  por Marruecos, pasaban los todos terrenos militares 75 km adentro del territorio Marroquí. Esta provocación provocó un ataque de la aviación Marroquí. Un carro pasó sobre una mina y explotó con pérdida de vidas. La vuelta de la delegación a Argel se postergaba medio día y cuando al final llegaron, ya era tarde para coger el avión para Rabat vía Francia. La impresión era que el retraso había sido causado a propósito para evitar una visita de la delegación a Rabat. Esta impresión fue confirmada cuando los argelinos – Polisario no quisieron devolver los pasaportes a los políticos Holandeses. Ellos estaban entonces formalmente secuestrados y muy frustrados.

Un político  importante de la delegación parlamentaria y yo tuvimos, después de comprobar una falta de cooperación de Polisario, que movernos a la oficina de la Presidencia de Argelia y exigir que nos devolvieron los pasaportes. Lo que eventualmente hicieron, con el efecto que la delegación Holandesa estaba convencida del liderazgo de Argelia sobre Polisario.

La visita a Argelia fue un fracaso publicitario en la prensa y TV Holandesa que citaba algunas descalificaciones de la boca de un conocido político socialista. Durante años la causa no se recuperó en Holanda.

Años más tarde escribió en su informe final el representante del SG de las UN para el Sahara, el ex Embajador Peter van Walsum, que a pesar de argumentos jurídicos, que a mi juicio estaban demasiado BASADOS SOBRE CONCEPTOS OCCIDENTALES DE SOBERANÍA, el establecimiento de un mini-estado en el Sahara Occidental no era deseable, porque su soberanía seria limitada y acosada por los intereses de otros países.

El conflicto  Sionista-Palestino

El Sionismo moderno-el primero de 5  ALIYAH´s – empezó entre 1870 y 1897 con el establecimiento en Palestina de 20 nuevos asentamientos judíos por el movimiento Hovevei Zion, los amantes de Sion.

En 1897 el primer Congreso Sionista de la Organización Mundial Sionista tuvo lugar en Basilea.

Lord Rothschild, banquero asimilado judío, ayudó con la compra de tierras en Palestina a propietarios que estaban muchas veces viviendo en Damasco o Estambul como “absentee landlords”.

Un impulso intelectual daba la novela “Altneuland” de 1902, publicando 6 años después su “Der Judenstaat” del periodista de Vienne, Theodor Herzl. Él era un judío asimilado, pero se daba cuenta de la imperfección de la tolerancia de los no judíos, cuando como periodista escribía sobre el proceso criminal contra EL Capitán Dreyfus en Francia, un oficial judío acusado sin pruebas de ser espía de Alemania, in 1894.

Saltando mucha historia, tengo que mencionar el DECLARACIÓN BALFOUR de 1917, una carta del Canciller inglés a Lord Rothschild. Un detalle relevante es la contradicción de la carta con otros compromisos a los Árabes por los ingleses. Los ingleses tenían una deuda vis-avis  Dr Weizman, un judío de origen ruso que como químico había desarrollado un procedimiento para producir grandes cantidades de acetona, lo que necesitaba el Reino Unido en la guerra. Las restricciones de la carta con respecto a la inmigración de judíos no era posible respetar durante el mandato del R.U. sobre Palestina, especialmente en los años treinta.

Un aspecto que olvidamos fácilmente es, que el mandato de la liga de Naciones, menciona el Emirato de Transjordania como una región autónoma bajo el Mandato de Inglaterra sobre Palestina/Israel….una complicación terrible. Porque desde 1948 hubo desde luego dos interesados en recuperar el territorio perdido: 700.000 refugiados palestinos y el Rey de Transjordania. Peor aún,  Arafat y sus socios lucharon contra tres: el sionismo,  el pan-Arabismo y  Siria. Porque Siria, como Hafez Asad explicaba con gran insistencia, NO SOLO SE RESISTIA A LA PAZ CON Israel, sino también a la paz con Líbano y Jordania. El soñaba con una restauración de una Siria grande dentro de los límites de la provincia Otomana.

(Explico si hay tiempo la relación entre Siria, Lebanon y Arafat)

Entre 1936-1939 se produjo una rebelión Árabe en el Mandato. El sucesor del Emir Faisal, rey de Siria y después de Iraq, hijo del último Emir de la Meca y Medina, el Hijaz, era El Rey Abdullah. Él tomando como punto de arranque el texto del mandato, negociaba en secreto con Golda Meir. Ella ofreció al Rey parte de Palestina incluyendo Jerusalén del Este, a cambio de un alto de fuego en el resto del territorio Judío. Con apoyo del clan moderado de los Nashashibis, Abdullah aceptó apoyar la formación de un estado Judío si los judíos aceptaban que Abdullah tomara más territorio Árabe en Palestina.

Ningún acuerdo formal fue firmado pero la  hostilidad entre Israel y los Hachemitas en Transjordania se calmó considerablemente. Sin embargo, a costa de los Árabes nacionalistas  y radicales, como los Husseinis y Hadj Amín, que fueron ayudados por Egipto. El mismo Hadj Amín Huseini, el Gran Mufti de Jerusalén, que antes y durante la guerra apoyó a Hitler y a los Nazis demostrando un anti-semitismo muy dañino para la imagen de los palestinos (Detalle).

Tres años después de los contactos entre el Rey Abdullah y Golda Meir, el rey Abdullah, fue asesinado entrando en la Mezquita grande de Jerusalén. Los asesinos eran palestinos dirigidos por este Gran Mufti Haj Amin Huseini. (no relación familiar con los Hachemitas Husseinis). 

Al final, el Rey Hussein Hachemita, después de la primera Intifada, y el reconocimiento en una conferencia de Argel por los estados Árabes de Arafat como único representante de los Palestinos y vista la lucha por el poder en Jordania con el OLP durante el Septiembre Negro, con miles de víctimas, sacrificó por completo las pretensiones de poder gobernar la Orilla Occidental y Jerusalén del Este para preservar su dominio en Transjordania. La administración y las fuerzas militares fueron retiradas. Pero el Wa`aqf, la fundación religiosa que administraba la gran mezquita de Jerusalén, continuaba con  participación de representantes del monarca Hachemita.

 Cómo conclusión el conflicto tiene dos vertientes:

1.     El conflicto sincrónico entre tres movimientos nacionalistas, el sionismo, el pan- Arabismo y el nacionalismo Palestino.

2.     La incapacidad desde el principio, hasta el acuerdo de Camp David, del lado de los países árabes y las tendencias radicales y maximalistas también del lado de Israel, de  aceptar el establecimiento de dos estados, cada vez dando la oportunidad de torpedear con medidas violentas un proceso de paz, a los más radicales e irrendentistas.

Desde el punto de vista DE LA HISTORIA COLECTIVA de cada grupo,  ambas partidas en el conflicto tienen gran parte de la razón. Me da vergüenza como Europa ha hecho sufrir a los judíos a través de la historia. Una  historia amarga de la Shoah y los pogromos, el anti-semitismo oculto, todo ello me da vergüenza como europeo. Demasiado han sufrido los descendientes de fundadores de un monoteísmo adaptable y pila de sabiduría humana, para imponer como solución de su condición que se deben asimilar o desaparecer. Nosotros no les hemos mostrado nunca bastante tolerancia para tener derecho a condenar su deseo de vivir en un estado propio. En Holanda estamos orgullosos de nuestra tradición judía, pero en el Holocausto mataba el agnóstico nazismo al 90% de los judíos holandeses. Y lucharon 14.000 holandeses al lado de los alemanes contra Stalin.

Sin embargo, tenemos la responsabilidad de continuar los esfuerzos diplomáticos para crear un nuevo horizonte para todos los PALESTINOS ENTRE EL MEDITERRANEO Y LA FRONTERA ESTE DE TRANSJORDANIA. Eso requiere la visión de políticos como Rabin, o Shimon Perez, que he admirado y querido y su  colega Yossi Beilin. Shimon ha trazado el camino hacia un futuro mejor para todos. Él tomó el Benelux y Schengen como ejemplo para la convivencia en una confederación de Jordania, Palestina e Israel.

En el teatro político han cambiado los actores, y las condiciones son poco prometedoras, pero los problemas no cambian.

Arafat ha muerto. El merece una presentación aparte. Aquí quiero solo decir que de un lado como guerrillero él tenía sangre en sus manos. Ha pertenecido siempre a los que utilizan el terror para realizar sus objetivos, para presentar el dilema de los palestinos en la publicidad. De otro lado era un hombre que ha personificado a los palestinos como pueblo, que anteriormente eran nada más que parte del mismo grupo de Árabes de la provincia otomana de Siria- y que  ha entendido al final, que era mejor negociar que luchar y perder 5 veces. Ya después de la guerra de 1948 él ha dicho que si los estados Árabes aparentemente no quieren la guerra de verdad, es mejor negociar. Porque si hubieran aceptado el plan de partición de las Naciones Unidas, los palestinos hubrían recuperado mucho más de lo que ahora les queda.

Arafat siempre ha presentado una cara diferente en función de su interlocutor, sus enemigos y sus proveedores, y las circunstancias. Él no era pan-arabista, pero híper-nacionalista. Era educado por su entorno familiar, con ideología nacionalista e islamista. El ingeniero civil bajito que hizo una pequeña fortuna en Kuwait, necesitaba siempre la cobertura y apoyo de estados enemigos de Israel, pero no ha sabido crear más que una autonomía dividida con Ramallah como su capital. Y un palacio del congreso, nuevo y vacío en Jerusalén este. El perdió Gaza donde la competencia radical e islamista de Hamas ganó las elecciones. Tras una batalla fratricida el liderazgo de la OLP salió de Gaza donde la situación humanitaria quedó maltrecha y provocación tras provocación invitaba a incursiones del IDF, a veces desproporcionados. La última etapa de su vida, asediado en su oficina de Ramallah, enfermizo, daba pena. No hay un proceso de paz que suavice la situación en que se encuentran los palestinos que no han ido a otras partes del mundo.

En este conflicto no invirtió Obama mucho prestigio. A lost case… Yo he dedicado a mi nivel 5 años al proceso paz y he cruzado en mi coche particular los territorios ocupados para convencer a la gente de la necesidad de aceptar el negociar. A veces era con dificultad y peligro. Viajando solo, o a veces con amigos locales, hablando con todos, tomando café y fumando pipas. Confrontando jóvenes manifestando y apoyando con proyectos y subsidios la supervivencia de ONG´s durante la Intifada. En vano, porque 1. la política de Israel cambió y 2. los políticos palestinos reman contra corriente… Donde hubo esperanza veo solo desesperación.

La decisión de mover la embajada de Tel Aviv a Jerusalén es la última y poca eficiente contribución americana al drama.

Tengo esperanza que nuestra ministra  Sigrid Kaag, ex diplomática, dotada con gran inteligencia y experiencia en el M.O., pueda contribuir en los foros Europeos y mundiales con su granito de arena para arrancar el carro estancado del proceso de Paz. Porque sin proceso la posibilidad de una nueva explosión es más grande. No lo notamos, porque nuestra atención ha sido captada por las secuelas de la primavera Árabe. Hace unos años he tratado de hacer una proyección de la primavera Árabe en una presentación en Salamanca. Mi predicción era bastante pesimista, pero el desastre de la guerra en Siria es peor que mi pesimismo en Salamanca…

Siria

Terminamos con unas palabras sobre Siria. El conflicto que dura 7 años es una guerra civil con un elemento importante de una guerra internacional por títeres interpuestos. Cada grupo tiene sus aliados que quieren proteger sus intereses geoestratégicos.

Siria es un país artificial, producto del fin del imperio otomano y  la diplomacia de Francia e Inglaterra, el tratado de Sykes-Picot. Primero tenemos el punto de la tarta Líbano, que tiene desafortunadamente más territorio y más sectas que es sano para  los cristianos en el Monte del Líbano. Ello ha sido un error de los franceses. Siria ha perdido una parte del noroeste a favor deTurquía, tiene una minoría Kurda, y los Kurdos que son la minoría más grande en toda la región del Oriente próximo, no han recibido su propio estado después de la Gran Guerra, pero forman minorías en Irán, Iraq, Turquía, Siria, y son sospechosos en cada PAIS POR SU AFAN DE AUTONOMIA. Hay en Siria 11% Alauís, una secta de los Shias y entonces apoyados por Irán y Qatar pero no queridos por los gobiernos de Arabia Saudita y Bahréin. En porcentajes aproximados hay tantos cristianos que Alauitas, 12%. Y minorías que protegen siempre otras minorías…entonces la dinastía. Hay una minoría de drusos, que  también hay en el ejército israelí y han sido eliminados del ejército de Siria.

La longevidad del régimen de los Asad es debida a los siguientes factores:

Sistema de manipulación inteligente del caleidoscopio de las sectas, tribus y clases sociales.

El marxismo del partido Baàth, que impone la lucha de clase social y el pan-arabismo por arriba de cualquier división étnica.

Un control férreo por los 12 servicios de inteligencia, establecidos con ayuda de los Alemanes del Este, así como por Argelia, Cuba y Venezuela.

Apoyo de Rusia por defender sus intereses y su presencia como poder importante en la región. Apoyo de Irán y poco apoyo del Occidente.

La simplificación correcta de los rusos que no quieren distinguir entre buenos y malos terroristas y han ocupado el terreno diplomático y militar.

Represión sin hesitación (bombardeo de HAMA donde los Hermanos Musulmanes se levantaron) con 20.000 víctimas…

La longevidad de los Assad y su régimen, como en otros países, causado por la tecnología de control, electrónica y drones.

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad